Secado de madera para muebles: Importancia y métodos

Si estás leyendo esto, puede ser que tengas algún conocimiento sobre el secado de la madera o quizás no tenías idea que esto había que hacerlo; independientemente, el secado de la madera es el primer paso para obtener un mueble de calidad y aquí te explicaremos porqué y cómo hacerlo.

 

Este tema puede llegar a ser bastante extenso y hay muchas variables y consideraciones según la pieza o proyecto que estés haciendo; si al final del artículo te quedan preguntas o dudas, déjanos un comentario y te daremos la respuesta. Vamos a intentar resumir los conceptos claves:

 

  1. Humedad interna de la madera

  2. Importancia del secado

  3. Métodos de secado

  4. ¿Cómo sé cuando está seca?

 

Secado-de-madera-para-muebles-importancia-y-metodos

 

Humedad interna de la madera

Lo primero que debes entender, es que la madera es un material poroso y esto significa que tiene la capacidad de absorber y expulsar humedad en sus fibras. Esta característica viene amarrada a movimientos de expansión y contracción: o sea que si se moja, se infla; si se seca, se encoje (tal cual como una esponja).

 

Otra característica importante, es que la madera siempre buscará que su humedad interna esté en balance con la humedad del ambiente. ¡Esto es inevitable! Puede tomar más o menos tiempo, pero siempre llegará a un punto de estabilidad con el ambiente.

 

En este momento, te recomiendo que no pienses tanto en “seco” o “mojado”; piensa más en “estable” o “no estable”… ¿Qué queremos decir con esto? Hay un punto mágico en el que la humedad interna de la madera se estabiliza con el ambiente y se mantiene constante, este es el punto ideal que buscamos obtener antes de empezar a trabajar un mueble.

 

Un concepto clave en el secado de la madera, es que tan rápido y controlado llegamos a este punto mágico. El tiempo en el que la madera se seca, determina que tanto “sufre” la misma. Con “sufrir” nos referimos a que la madera puede torcerse, virarse y quizás hasta rajarse durante el periodo de secado. Si el secado es muy acelerado, el material es más propenso a sufrir gravemente y viceversa. Esto es muy importante al momento de elegir el método de secado (más abajo).

 

PAUSA aquí: Hay algo que no debemos olvidar, la madera siempre tendrá algo de movimiento interno, porque es natural en ella respirar: expandir y contraer; aún si el secado ha sido óptimo. Lo que buscamos es que tal movimiento sea mínimo durante la vida útil del mueble. Esto va muy ligado a otro tema, que es el diseño de uniones utilizadas para distintos muebles.

 

Pasemos al siguiente segmento para que entiendas porqué queremos llegar a ese punto de estabilidad.

 

Importancia del secado

Al secar (o estabilizar) nuestra madera, obtenemos varios beneficios tales como:

 

  • Estabilidad: se minimizan los movimientos de expansión y contracción

  • Resistencia mecánica: mayor resistencia a compresión, flexión y torsión

  • Dureza: mayor resistencia a fuerzas punzantes

  • Peso: la madera se vuelve más ligera

  • Adherencia: las superficies crean mejor adherencia a goma/cola, tintes, selladores, acabados y aceites

  • Trabajabilidad: es más fácil usar distintas herramientas para cepillado, corte, lijado y más

  • Electroconductividad: crea mayor resistencia al paso de corriente eléctrica

 

Todos estos beneficios hacen que el secado de la madera sea muy importante. Te ayudará a tener una pieza más duradera en el tiempo y también hará el trabajo en el taller mucho más amigable.

 

Aquí algunos ejemplos prácticos para entender mejor estos puntos:

  • Si haces una puerta con madera mojada y la instalas así, lo más seguro es que rápidamente la puerta empezará a virarse o dejar de cerrar o rozar con el piso. ¡A nadie le gusta esto!

  • Si estás construyendo una pérgola para tu terraza, un deck o algún tipo de estructura, debe ser de tu mayor interés que la madera tenga la mayor capacidad mecánica posible

  • Imagina que quieres hacer tu propio escritorio para trabajar en casa; no quieres que la madera se empiece a virar o rajar y también quieres que el escritorio sea lo más liviano posible para fácil movilidad.

 

¿Agarras el concepto? ¡Sigamos con lo siguiente!

 

Secado-de-madera-para-muebles-importancia-y-metodos 

Métodos de secado

Hay muchos métodos de secado disponibles, desde hornos industriales, hasta el microondas de tu casa. Independientemente de cuál método utilices, el concepto siempre es el mismo: estibar tu madera con espaciadores que permitan la ventilación, sellar los extremos de cada tabla, restringir el movimiento y generar calor y flujo de aire.

 

A continuación, te damos un listado descriptivo de diferentes métodos (el último es nuestro favorito 100%):

 

Aire libre

Secar madera al aire libre puede ser la forma más lenta que hay y recuerda que “lento” es bueno. Para que tengas una referencia del tiempo que puede tomar, en climas secos, donde la humedad del ambiente es entre 20%-50%, puedes esperar alrededor de 1 año por pulgada de espesor… lo sé, esto es ¡muy lento! Pero si no tienes apuro en utilizar la madera, es una buena opción. Sin embargo, si vives en climas tropicales, como nosotros que vivimos en Panamá con 80%-99.9999% de humedad en el ambiente, este tiempo va a ser un poquito más largo.

 

Secado-de-madera-para-muebles-importancia-y-metodos

 

Este método solo requiere que pongas la madera en un espacio abierto pero bajo techo. Debes separarla del piso al menos 8”(20cm) y poner separadores entre cada tabla para crear ventilación.

 

Una clara desventaja es que nadie controla el clima, esto significa que la madera se puede calentar mucho en el día y enfriar mucho por la noche; estos cambios drásticos y rápidos no son buenos. Por ejemplo, en Panamá constantemente tenemos mañanas soleadas y tardes de lluvias tropicales. Este tipo de ambientes son no constantes ni confiables para secar madera.

 

Horno industrial

Su nombre es bastante explícito y como puedes imaginar, este no es un método casero. Normalmente los lugares que tienen hornos industriales son grandes aserraderos y fábricas masivas de muebles u otros productos de madera.

Para visualizar el horno, imagínate un gran cuarto con grandes torres de madera estibada. Hoy en día vienen con sensores de humedad y rociadores de agua; si se empieza poner muy seco, los rociadores se activan para humedecer un poco el ambiente y que el secado no sea tan rápido.

Como este método es mucho más industrializado, se puede conseguir excelentes resultados en corto tiempo; 2 semanas aproximadamente dependiendo del proveedor que utilices. Sin embargo, esto no significa que mientras más rápido y más seco es mejor.

Algunas cosas a considerar son:

  • Busca un proveedor de tu confianza; alguien que realmente conozca sobre el proceso, pueda cumplir con los tiempos de entrega y pueda asegurarte un secado de calidad. Como decimos en Panamá: “que no te metan gato por liebre

  • Conviene secar trozas de madera de tamaños gruesos y después aserrar a tablas. El secado en horno es bastante rápido y si lo usas para secar tablas delgadas (por ejemplo, tablas de 1”x12”), podrías terminar con tablas muy viradas y/o rajadas que no te servirán para tus trabajos.

  • Cuando compras madera seca, espera que el costo sea más alto. Todo varía según el proveedor que uses y a que nivel de la cadena de suministro llegas. El costo de madera seca podría ser de 50% a 100% más sobre el precio de madera mojada.

Cuarto seco

Este es el método que hemos usado en JEFH desde los inicios. Aparte de que es aplicable en casa, taller o cualquier otro lugar donde trabajes, solo requiere una baja inversión en algunos equipos. Uno de los motivos más fuertes para nosotros, siempre ha sido que podemos tener completo control de la calidad del secado y no lo dejamos en manos de alguien más.

Secado-de-madera-para-muebles-importancia-y-metodos

Con este sistema, queremos crear un flujo de aire que pase una y otra vez por medio de nuestra madera en forma de ciclo. El cuarto seco debe contar con 3 puntos importantes:

  1. Espacio cerrado: esto puede ser cualquier espacio de 4 paredes y techo. Un baño o depósito disponible, un remolque cerrado o tan sencillo como armar un espacio cerrado con lonas. Mientras más sellado sea tu espacio, mejor rendimiento tendrá el sistema.

  2. Ventilación: quieres un abanico para crear un flujo de aire dentro del cuarto que pueda ventilar en medio de las tablas de madera. Recomendable un abanico de piso que tenga modo oscilatorio.

  3. Deshumidificador: el deshumidificador es clave en el sistema, el se encargará de extraer el agua del aire y botar aire cada vez más seco; al mismo tiempo, ese mismo aire sale caliente y ayuda a subir la temperatura del cuarto (nada exagerado).

En nuestros años secando madera con este método, un tiempo bastante estándar es de 4 a 6 semanas. Si estás secando maderas de densidad media como Teca, Caoba o Cedro, 4 semanas de secado es bastante real. Maderas con densidades más altas como Almendro, Guayacán o Nazareno, podrían tomar hasta 6 semanas.

 

Tips extras:

  1. Utiliza separadores entre ¾” a 1” de espesor y 10” a 12” de largo. Si vas a requerir muchos, puedes comprar una plancha de plywood y cortar todas las tiras que necesites.

  2. Si utilizas un deshumidificador como nosotros y tu espacio lo permite, conecta una manguera al drenaje del equipo y llévala a un drenaje (dentro o fuera del cuarto) o un tanque de agua fuera del cuarto. Esto permite que el equipo no se detenga cuando llena su tanque interno, lo cual puede pasar bastante rápido en los primeros días de secado.

  3. Consigue un medidor de temperatura y humedad relativa para monitorear el cuarto de secado. Nosotros hemos usado este por más de 5 años y sigue funcionando excelente.

  4. Para minimizar hasta cierto punto las rajaduras en tus tablas, sella los extremos de cada tabla con alguna pintura látex o goma de madera. Esto reduce la velocidad con la que la humedad sale por esa cara.

  5. Cuando estibes tu madera en una torre, ayuda a minimizar el movimiento de la misma agregando peso encima. Puedes utilizar bloques de cemento o amarrar toda la torre junta con “straps” o correas.

¿Cómo sé cuando está seca?

Por último, la pregunta que sabemos que probablemente ya te estabas haciendo: ¿Cómo sé cuando ya está seca mi madera?

Primero lo primero, vas a necesitar un medidor de humedad relativa para madera. Hay excelentes opciones en el mercado con precios muy económicos y la buena noticia es que no tienes que irte con las más caras para tener buenos resultados.

Si vives en Panamá, hasta el momento no sabemos de nadie que venda estos equipos aquí y por eso te dejamos el link del medidor que nosotros compramos en Amazon y hemos usado por los últimos años.

 

 

Una vez tienes tu medidor en mano, puedes monitorear la madera cada semana. Para climas como el de Panamá, que tienen una humedad de ambiente bastante alta (80% o más) casi todo el año, nuestra recomendación es llevar la madera a un rango de 10% a 12% de humedad relativa.

Cuando tu madera llega a ese punto, te recomendamos que no la saques de inmediato, sino que la dejes 1 a 2 semanas más. Para nosotros, casi siempre alcanzamos este rango a la 3ra semana y de ahí la dejamos un poco más.

Una recomendación que podemos darte, es que si estás en otro país o incluso en otra región que no es la ciudad de Panamá, preguntes a talleres del área ¿a qué % secan su madera para muebles?

 

Conclusión

Esperamos que este artículo haya aportado un concepto bastante completo de todo lo que involucra el secado y porqué es tan valioso.

El secado de la madera siempre será el primer punto de control de calidad para cualquier mueble o pieza que estés trabajando. Recuerda que el objetivo principal es llevar la madera a un punto de balance entre su humedad y la del ambiente, mediante un método que sea lo menos agresivo posible.

Queremos saber tus experiencias en el secado y también ayudarte a responder cualquier duda que tengas sobre este tema. Déjanos tus comentarios abajo.

También te invitamos a que nos sigas en nuestras redes sociales y conectes con nosotros y nuestra comunidad.

¡Adiós!

Leave a comment